Buscar
  • maslowhomes

10 beneficios del uso de madera en arquitectura

Actualizado: feb 22

En este artículo os explicamos diez motivos por los que la madera es una opción idónea para la construcción.



1. Material respetuoso con el medio ambiente


Las casas de madera son sostenibles, renovables y respetuosas con el medio ambiente. Las estructuras de madera absorben y almacenan el CO2 atmosférico e incluso teniendo en cuenta el transporte, es neutra en carbono (de hecho, es el único material de construcción que lo es). Se ahorran 0,8 toneladas de emisiones de carbono por cada metro cúbico de madera que se utiliza en la construcción, por lo tanto, si una casa utiliza 20 metros cúbicos de madera, eso supone un ahorro de 16 toneladas de carbono, que vendría a ser la misma cantidad de carbono producida por conducir 90.000 kilómetros.

El uso de la madera en la construcción tiene realmente un impacto positivo en el cambio climático respecto a hacerlo con otro material.


En los países occidentales se regula la tala de árboles de forma que las explotaciones forestales controladas plantan al menos un árbol por cada árbol que se ha cortado, los certificados más conocidos que lo acreditan son PEFC y FSC (con los que cuenta la madera que utiliza nuestro fabricante). Esto es importante porque significa que habrá más madera en el planeta, por tanto, más absorción de carbono.



2. Construcción rápida que ahorra dinero


La madera nos ofrece resultados rápidos y económicos. Nuestro fabricante construye una casa modulares de madera de 100 m², en 3 meses y la instalamos en su parcela en apenas 10 días. Imagínese que se va dos semanas de vacaciones y al volver a casa descubre que ha surgido una nueva construcción en el jardín de su vecino.

Cuando se compara con el ladrillo, la piedra o el hormigón, las construcciones de madera ahorran tiempo, y con ello se ahorra en mano de obra. Esto es especialmente aplicable en condiciones meteorológicas adversas, como lluvias intensas, nieve o hielo, en las que la construcción en madera puede continuar sin obstáculos. Las casas de hormigón, pueden ser costosas, problemáticas y largas de modificar después de la construcción.



3. Segura, ligera, robusta y duradera


Una de las muchas razones por las que la madera se sigue utilizando hoy en día, a pesar de los enormes avances en la excelencia de la ingeniería, es su durabilidad, peso y seguridad. La madera tiene un poco de flexibilidad, lo que significa que puede doblarse ligeramente, una propiedad que no tienen los ladrillos. Por lo tanto, si los cimientos se desplazan ligeramente, la casa de madera puede flexionarse y moverse con el cambio en lugar de agrietarse. Esto unido a un buen diseño permite absorber movimientos tectónicos haciendo las casas resistentes a terremotos.



4. Perfecto aislante para ahorrar energía


Algunos materiales de construcción como el acero, materiales inorgánicos que no son combustibles, se expanden cuando se calientan, lo que puede debilitar y colapsar la estructura. La madera reacciona de manera casi opuesta a esto. Cuando se calienta (no excesivamente a una temperatura combustible, por supuesto), la madera se seca y se vuelve aún más dura. El vidrio conduce el calor 23 veces más rápido que la madera, el mármol 90 veces más rápido, el acero 1650 veces más rápido y el aluminio 7000 veces más rápido.

Si quiere que el calor (o el frescor) permanezca en su casa y quiere gastar menos dinero en calefacción (o refrigeración), la madera es una excelente alternativa al ladrillo, el hormigón o la piedra. En comparación con otros materiales de construcción, la madera es la opción estrella del aislamiento para ahorrar en facturas.



5. Resistente a la humedad


La madera es un material higroscópico que atenúa y regula los picos de humedad relativa del aire en espacios cerrados. Posee un efecto favorable tanto en el confort térmico como en la percepción de la calidad del aire en espacios cerrados. Gracias a su capacidad de regular la humedad, la madera puede participar de forma activa en el equilibrio de la humedad del aire en espacios cerrados.


Hay maderas que se utilizan específicamente por su alto índice de absorción de humedad, y otras, como por ejemplo el cedro, por su bajo índice de absorción que la hace idónea para exteriores. Cada tipo de madera tiene distintas propiedades, la elección perfecta dependerá del uso al que se vaya a destinar.



6. Propiedades mecánicas y de funcionamiento


La madera, aunque es ligera, tiene una resistencia a la tracción notablemente alta. Tomemos la madera, que tiene una resistencia a la tracción de 0,6/cm3 y una gravedad específica de 100 N/mm2, y el acero, que tiene una resistencia a la tracción de 7,89/cm3 y una gravedad específica de 500 N/mm2. La "longitud de rotura" es el punto en el que el material se rompe por su propio peso. El acero que se utiliza en los edificios tiene un punto de rotura de 5,4 km y el acero de arco endurecido de 17,5 km. Si comparamos la resistencia a la tracción del acero con dos variedades de madera, el abeto y el haya laminada, las longitudes de rotura respectivas son de 19,8 km y 28,3 km.

Ahora ya sabes por qué la madera laminada se utiliza en los suelos de los pabellones deportivos. La madera se puede tallar de forma bella y creativa, lo que puede dar lugar a diseños casi mágicos. La precisión y el acabado que se pueden conseguir con la madera pueden ayudar a convertir un diseño ordinario en algo extraordinario. Además, la madera es bastante fácil de mantener y reparar, por lo que, si se estropea, solucionar el problema no supondrá un agujero demasiado grande en la cartera.



7. Adiós al óxido


La posibilidad de que la madera llegue a oxidarse es estadísticamente insignificante en comparación con el metal, por eso en las estructuras cercanas al mar el material predominante es la madera. Existen tipos de metales que no se oxidan, pero son mucho más costosos.



8. Sonido acústico


Aunque la madera no actúa como un perfecto aislante del sonido, evita que los ecos reboten por la habitación al absorber las ondas sonoras. Cuando se compara con sus competidores constructivos, la madera demuestra ser mucho más eficaz en el aislamiento acústico, especialmente cuando se trata de aislar entre diferentes habitaciones. La madera también se utiliza en muchas salas de conciertos en todo el mundo, ya que amortigua naturalmente el sonido, creando ese tono perfecto dentro del espacio.



9. Estética y versátilidad


Con más de 5.000 maderas diferentes entre las que elegir, seguro que hay algo que se adapta a los deseos de construcción o diseño de cada uno. Algunas maderas son ideales para el aislamiento, otras para la acústica, la veta, el color, la apariencia, y otras para los marcos estructurales, las paredes, los suelos, los techos y los muebles. La veta de una pieza de madera es probablemente una de las bellezas más hipnotizantes del mundo natural, donde los diferentes matices de color y las texturas crean piezas siempre únicas.

Algunos de los diseños arquitectónicos más impresionantes se centran en la madera, que puede pintarse de cualquier color y encerarse y barnizarse para resaltar su delicadeza natural. Se puede tallar, cortar, pegar y clavar. La madera es tan versátil que el único límite de lo que se puede hacer con ella es la imaginación: casas modulares, casas modernas, muebles de interior y exterior...



10. Saludable y natural


La carga electrostática es un gran problema para algunas personas. Buenas noticias, la madera emite cero cargas electrostáticas; ¡nada de nada! Además, como ya hemos explicado, ayuda a regular la humedad, lo que podría ayudar a las personas con sensibilidad respiratoria. Por si eso fuera poco, el mero aspecto de la madera puede tranquilizar la mente y relajar el sistema nervioso. Por eso se la considera una opción saludable frente al metal, el hormigón, el plástico y otros materiales.



Si todavía tienes dudas o inquietudes sobre las cualidades de la madera en la construcción no dudes en contactarnos.